Antes de la boda
Indice

8 Cosas que NO debes hacer el día de tu boda

Después de toda la planificación y preparación de la boda, el gran día debería (con suerte) ser un poco menos agitado que los días anteriores. Pero aun así, para garantizar un día especial y sin problemas estas son las cosas que no debes hacer el día de tu boda.

8 Cosas que debes evitar sí o sí

 

1. Estresarte si el clima no acompaña

Seguramente querrás estar al tanto de todo lo que está pasando, pero debes hacer caso omiso del pronóstico, ya que esa ansiedad no hará más que estropear el día.

Deja que tu organizador de bodas se ocupe de llevar a cabo un plan b para contingencias meteorológicas y que tu estilista use productos antihumedad para evitar problemas.

2. Iniciar (o terminar) cualquier proyecto DIY para la boda

Hornear mini muffins y atar cintas alrededor de 200 centros de mesa el mismo día de la boda suena bien cuando faltan siete meses, pero no tanto el mismo día por la mañana.

Los únicos proyectos DIY que debes asumir son los que puedes completar con suficiente tiempo de sobra antes del día de tu boda sin enloquecer.

3. Darte un masaje, depilación, tratamiento facial u otro tratamiento de belleza intenso

¿Deseas algunos de estos lujosos tratamientos de spa? Prográmalos unos días antes de la boda. Nunca se sabe si tendrás una reacción alérgica a un tratamiento facial o a la cera para el depilado, o si tu masajista terminará dejándote dolorida en vez de relajada.

Igualmente, tanto la manicura como la pedicura es recomendable que los hagas uno o dos días antes de su boda. De esa manera, todo lo que tendrás que hacer es preparar tu cabello y el maquillaje.

4. Usar un par de zapatos nuevos

Esta es una de las cosas que definitivamente no debes hacer el día de tu boda. Tómate el tiempo para usar tus zapatos nuevos varias semanas antes del día especial. Incluso si planeas usar zapatos bajos, querrás asegurarte de no sufrir de ampollas. Úsalos lo más que puedas caminando por una o dos horas hasta que te sientas completamente cómoda.

6. Olvidarte de comer

No podemos enfatizar lo suficiente lo importante que es mantenerte bien alimentado el día de tu boda. Un buen desayuno y el almuerzo no afectarán la talla de tu vestido, pero te mantendrá con un buen estado de ánimo y un nivel de energía alto. Además, necesitarás algo en el estómago si planeas disfrutar de uno o dos cócteles durante  la recepción.

7. Escribir tus votos

Por favor, no esperes hasta el último minuto para comenzar a escribir tus votos matrimoniales. Si quieres hacer algunos ajustes aquí y allá a tus votos escritos a mano, hazlo. Pero ese sentimiento de "Oh, Dios mío, ni siquiera he empezado", no es algo con lo que quieras despertar la mañana de tu boda.

8. Hacer la maleta para tu luna de miel

En un mundo perfecto, habrás empacado para tu luna de miel unos días antes. Pero si no has terminado del todo y se van justo después de la recepción, está bien delegar esta tarea a una amiga o familiar cercano.

Buscador

Suscríbete en nuestro Newsletter

¡Déjanos tu email y recibe ideas y consejos para tu boda!

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Recuerda que puedes modificar esta configuración.
INDICE