Antes de la boda
Indice

Calendario para una boda, paso a paso

¡Qué os casáis! Seguro que estáis rebosante de felicidad y de nervios por esta nueva etapa que se abre delante de vosotros, pero tenéis que tener presente una cosa: las bodas son difíciles de organizar. Sí, así es, aunque no lo parezca las bodas requieren de miles de cosas por organizar y algunas hay que hacerlas con bastante tiempo de antelación.

Si estáis un poco perdidos en cuanto a los tiempos para cada tema este post os va a ayudar bastante.

De un año a 10 meses antes de la boda

Aquí es cuando toca decidir la fecha de la boda, así como el lugar de la ceremonia y de la celebración si es distinta a la anterior. Una vez que tengáis los espacios tendréis que decidir la hora u os la dará el oficiante.

También tenéis que ir pensando, o más bien decidiendo, el estilo que le vais a dar a la boda para que nos os coja el toro y que así salga todo rodado.

En cuanto a los servicios, como el catering, el fotógrafo, la música, etc., es mejor ir contratándolo en este periodo.

Asimismo, tenéis que hacer la lista de invitados e ir enviando las invitaciones para que ellos se puedan organizar con tiempo.

Además, no os podéis olvidar de nombrar a vuestros padrinos y madrinas, ellos os serán de gran ayuda en la organización de la boda.

De 9 a 7 meses antes de la boda

Algunas novias empiezan a buscar vestidos desde un año antes, pero entre los 9 y los 7 meses antes de la boda es tiempo suficiente para encontrarlo y hacer los arreglos pertinentes.

También tenéis que ir tramitando todos los documentos necesarios para poder casaros, ya que algunos pueden demorarse hasta tres meses. Esto es independiente de si hacéis una boda civil o religiosa.

Si hacéis una boda religiosa, también es tiempo de ir haciendo o reversando el curso curso prematrimonial.

De 6 a 4 meses antes de la boda

Toca la hora de la luna de miel, y es que es mejor planificarla con bastante tiempo de antelación para que os salga más económico, y que no tengáis problemas con las reservas.

Asimismo, al novio ya le toca ir buscando el traje que lucirá y todos los accesorios que llevará para completarlo. Es importante hacerlo con tiempo porque muchos trajes de novios se hacen a medida para que le siente como un guante.

También es importante que vayáis mirando y encargando la decoración y las flores, así como la tarta nupcial. Si sois novios que os gusta lo exótico, es mejor elegir un sabor apto para todos los público que un sabor más particular.

De 3 a 2 meses antes de la boda

Seguramente con este tiempo de antelación ya tendréis vuestra ropa para la boda. La novia, con el vestido ya terminado o con solo unos pocos retoques por hacer, tiene que empezar a buscar los accesorios, como los zapatos, el tocado, las joyas, la lencería...

No os podéis olvidar de los anillos. De 3 a 2 meses de antelación es tiempo más que suficiente para encargarlos y que os los entregues, así como las arras si hacéis una boda religiosa. También hay que escoger las lecturas que se harán, la música que bailaréis e ir ensayándolo.

Los regalos de la boda los podéis is pidiendo ya para que lleguen a tiempo, así como el transporte que os llevará al altar.

Aunque depende de los encargados, normalmente, las despedidas de solteros se hacen en estas fechas, nada de hacerlas la noche antes de la boda.

Último mes

Es el más agobiante y eso tenéis que ir asumiéndolo porque tenéis que ir ultimando todos los detalles, como actualizar la lista de invitados que han confirmado, actualizar la lista de alérgenos, hacer el sitting, cerrar todo lo que quede pendiente sobre la luna de piel, etc. Además, la novia tiene que hacerse la prueba del maquillaje y del peinado, es un error garrafal dejarlo para el último momento o para el día anterior, así como la última prueba del vestido con todos los accesorios.

De dos semanas antes hasta el día de la boda

Durante este período de tiempo podéis ir repasando todo lo que tenéis y cerrar, definitivamente, todo lo que estuviera pendiente, así como el timing de la boda en sí.

Si después de la misma os vais de luna de miel, es mejor tener la maleta hecha una semana antes, y si vais a quedaros en un hotel para prepararos para la boda tenéis que hacer la maleta unos días antes con alguna muda y, claro está, con vuestra ropa de boda.

En el día de la boda es mejor que se encarguen de la decoración y de la recepción de la decoración y catering otras personas porque, de lo contrario, os pondréis más nerviosos. Lo último que la novia tiene que estar pendiente es que le entreguen el ramo de flores.

Después de la boda

No, no todo acaba después de la boda porque toca la hora de los agradecimientos a los invitados por haberos acompañado en un día tan especial.

Buscador

Suscríbete en nuestro Newsletter

¡Déjanos tu email y recibe ideas y consejos para tu boda!

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Recuerda que puedes modificar esta configuración.
INDICE