Antes de la boda
Indice

Cómo escoger la fecha de la boda: 3 cosas a tener en cuenta

¡Os casáis! Habéis decidido dar el gran paso y formar una nueva vida juntos. ¡Enhorabuena pareja! Esta nueva etapa os mostrará nuevos aspectos de la vida conjunta y os regalará momentos tan especiales y emotivos como el gran día de la boda.

Desde este momento comienza la cuenta atrás de preparativos. ¿Por dónde empezar? Sin duda alguna, la respuesta que se nos viene rápidamente a la mente es organizar la fecha de la boda.

Para facilitarte algunos quebraderos de cabeza, queremos ayudarte a elegir la fecha de boda adecuada siguiendo una lista de consejos.

1. Buscad una fecha significativa para vosotros

Sería conveniente que dediquéis varias tardes a elaborar un listado con fechas que tengan un significado especial para los dos. El mes que os conocisteis, una fecha de cumpleaños, el día del primer beso o vuestro aniversario suelen las fechas que más eligen las parejas.

Sin embargo, puede ser bastante complicado que vuestra fecha idónea cuadre con la disponibilidad de la iglesia o del juzgado. Es por esto que recomendamos que vuestra lista de fechas sea amplia y permita adaptarse a las condiciones de todos, ya que de lo contrario puede costaros un pequeño disgusto.

En cualquier caso, es esencial para este tipo de eventos ser precavido y organizar todo con antelación. Con suerte, vuestra fecha deseada os estará esperando.

2. ¿Qué época del año?

Somos conscientes de que la temporada alta de bodas transcurre en los meses de primavera y verano. El buen tiempo y los largos días de sol invitan a pasar un mágico día de boda con familia y amigos.

Pero claro, debemos valorar que el otoño es cada vez más cálido y que puede ser una opción bastante interesante para celebrar vuestro gran día. Es bastante probable que haya más fechas libres que solicitadas. Por otra parte, la elección del día de la semana también os puede condicionar la fecha deseada. Son muy pocas las bodas que se celebran entre semana, ya que el día predilecto es el sábado.

En cualquier caso, si sabéis con antelación la fecha deseada, daros prisa y seguro que podéis encontrar el día y la estación del año que siempre habíais soñado.

3. Valorar la época de vacaciones

Son muchas las parejas que hacen coincidir el día de su boda con su periodo de vacaciones, ya sea para enlazar con la luna de miel, o para disfrutar de unos días de tranquilidad tras el estrés de la boda.

Por otra parte, las bodas se están convirtiendo en encuentros multiculturales ya que por trabajo o por la movilidad geográfica, miles de jóvenes pasan un periodo de su vida viviendo fuera de su país. Esto hace que se forjen nuevas amistades y que, como es lógico, deseamos que sean protagonistas del día de nuestro enlace. Y claro, la mayoría de nosotros tenemos una mayor disponibilidad de viajar en las vacaciones de verano.

Es por esto por lo que muchas parejas se ven condicionados a organizar su fecha de boda para verano.

Así que no te preocupes, solo necesitáis mirar fechas con antelación y no habrá ningún problema de disponibilidad. ¡Qué seáis muy felices!

Buscador

Suscríbete en nuestro Newsletter

¡Déjanos tu email y recibe ideas y consejos para tu boda!

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Recuerda que puedes modificar esta configuración.
INDICE