Antes de la boda
Indice

Cuánto dinero regalar en una boda

Uno de los temas que siempre plantea dudas cuando nos invitan a una boda es el que tiene que ver con el aspecto económico.

Hoy en día en más de la mitad de las bodas que se organizan ya no se da a los futuros contrayentes un obsequio material como se hacía épocas atrás en las que lo habitual era consultar la lista de bodas que los novios habrían preparado previamente en unos grandes almacenes para elegir el artículo que íbamos a pagar. 

Todo eso quedó atrás y ahora lo más común es entregar un sobre con dinero en efectivo o incluso hacer el ingreso en su cuenta directamente.

Cuánto dinero es el apropiado para regalar a los novios, sin quedarnos demasiados justos ni, por el contrario, tirar la casa por la ventana acaba siendo la pregunta del millón y un auténtico quebradero de cabeza.

Los datos que no podemos olvidar

Para establecer una cantidad media adecuada hay que tener en cuenta distintos factores como:

  • El tipo de celebración a la que nos invitan: si incluye ceremonia religiosa por la iglesia, si el acto se llevará a cabo en un juzgado o si se va a habilitar un recinto privado para ello. 
  • El restaurante o sala donde se celebre el banquete nupcial, su nivel gastronómico y el tipo de cocina que suelan elaborar. 
  • El grado de cercanía o amistad que tenemos con la pareja o con uno de sus miembros. Normalmente cuanto más lazos sentimentales nos unen, más dinero se suele entregar. 
  • Nuestra situación económica, porque no es lo mismo estar en paro que ser el presidente de una multinacional. Muchas parejas son conscientes de ello y prefieren que aportemos menos cantidad de dinero y que asistamos a la boda a que busquemos excusas para no ir.
  • Cuántas personas de la misma familia vais a asistir, ya que todo suma, incluido los niños, que aunque no vayan a usar la barra libre y probablemente se coman la mitad de lo que les pongan en el plato, sí que cuentan en la factura total de los novios.
  • Qué otros gastos vas a tener que desembolsar: comprar un vestido nuevo, ir a la peluquería, los accesorios, etcétera.
  • Otros detalles que pueden afectar al coste total de la boda: decoración, contratación de servicios adicionales como una orquesta, animación infantil, servicio de autobús privado para los invitados, etcétera. Este último punto es más difícil de conocer a priori por los invitados, a no ser que durante los meses o semanas previos a la boda el novio o la novia nos hayan ido dando más información.

En cualquier caso son muchos los factores que nos harán inclinarnos por una u otra suma económica, si bien las cifras suelen bailar entre los 100 y los 150 euros por invitado, tratando al menos de cubrir el precio del cubierto por comensal.

Si conoces a alguien más que va a ir a la boda, siempre podéis poner en común vuestros números para entregar todos la misma cifra.

Buscador

Suscríbete en nuestro Newsletter

¡Déjanos tu email y recibe ideas y consejos para tu boda!

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Recuerda que puedes modificar esta configuración.
INDICE