Antes de la boda
Indice

Las peores fechas del año para casarse

¿Te casas y te gustaría elegir tu propia fecha de compromiso?

Siento decirte que esto suele resultar bastante complicado por temas organizativos pero sí que puedes ir descartando fechas de tu calendario que no sean pertinentes para este gran evento.

¿Cómo saber cuáles son las peores fechas para casarse?

Para facilitaros la gestión y planificación de vuestra boda, os ayudamos a identificar qué fechas debéis valorar antes de tomar una decisión, ya sea por temas meteorológicos, por la situación personal de vuestros familiares y amigos o por el motivo que debáis considerar.

A continuación, os explicamos las fechas más polémicas para organizar una boda.

En pleno mes de agosto

En España, el mes de agosto puede ser el más adverso para planificar un enlace. Aunque depende de la región, en la mayoría de zonas se sobrepasan los 40 grados de media por lo que resulta una fecha realmente deslucida. Tanto vuestros invitados como vosotros pasaréis un calor horroroso que no os permitirá disfrutar al máximo de este gran día.

En muchos casos, las parejas se ven forzadas a casarse en agosto porque es la fecha por excelencia para pedirse vacaciones, tanto ellos como sus familiares de fuera, pero si se puede evitar, lo aconsejamos.

Fechas cercanas a las vacaciones

Algunas parejas pueden llegar a pensar que casarse en una fecha próxima a un festivo como Navidad, Año Nuevo, o en un puente festivo nacional es lo mejor porque sus invitados estarán de vacaciones y pueden tener días libres en el trabajo. Sin embargo, la verdad es que, para los invitados (y algunos lugares de recepción), es realmente incómodo y complicado.

La época navideña, por ejemplo, puede ser una época idílica para celebrar tu boda. Ambiente navideño, luces brillantes, sentimiento de emoción y nostalgia... pero lo cierto es que condicionar a tus invitados a viajar, en el caso que fuese necesario, en esta época es bastante alarmante. Los billetes de avión y tren disparan sus precios y si no ven frequentemente a sus familiares, lo más probable es que guarden esta fecha para pasarlo juntos. Por no mencionar los días de Nochevieja o Año Nuevo.

Los domingos

Pareciera que está sobreentendido el por qué de esta recomendación, pero aun así nos gustaría dejar claro el consejo. Al casarte un domingo complicarás la asistencia de todos a la celebración, pues el lunes tus invitados tendrán que ir a trabajar, así que seguramente muchos deseen ir a casa temprano. 

Por cuestiones económicas, celebrar una boda en viernes y domingo resulta más barato, pero no recomedamos organizar en estas fechas. Estás condicionando a tus invitados y aunque vosotros seais los protagonistas de este día, si queréis que vuestros amigos asistan... también debéis pensar en ellos. Así que, no importa cuanto logres ahorrar, casarte un domingo podría dañar por completo todos los planes que tengas para celebrar.

Buscador

Suscríbete en nuestro Newsletter

¡Déjanos tu email y recibe ideas y consejos para tu boda!

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Recuerda que puedes modificar esta configuración.
INDICE