Antes de la boda
Indice

Una preboda bohemia entre amigas

A medida que el día de la boda se acerca, los nervios van ganando terreno. ¡Todo tiene que salir perfecto! El listón está muy alto: es el día más importante de vuestra vida, en el que decidís dar el paso y brindar con vuestra familia y amigos por vuestro amor. Lo habéis planificado todo al milímetro: la paleta cromática, el olor de las flores, la disposición, colores y medidas de las velas...

¡Hasta la textura de las toallas que dejaréis en el baño para los invitados! O no? Y es que lleváis tiempo pensando en todos y cada uno de los detalles para que, de principio a fin, sea todo perfecto. Y lo será... Lo más importante es que disfrutéis, y para ello es fundamental que estéis relajados.

Por ello, siempre que nos reunimos con nuestras parejas, estén en la fase que estén en relación a los preparativos de su boda, les recomendamos que aprovechen unos días antes para hacer una escapada romántica en pareja, y disfrutar de unos días de relax. Pero también preparar un plan especial para vuestros amigos, los que han estado allí desde el principio. Y es que sin ellos, seguramente todo hubiera sido muy distinto... Así que preparad las maletas chicas, que nos vamos de fin de semana!

 

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es pensar un lugar lleno de encanto, pero que a la vez sea de fácil acceso, para estar cerca de todas las comodidades.

 

En caso de que veáis que el lugar está un poco aislado y vuestro plan sea no moveros de la casa, deberéis estar preparadas y tener buenas provisiones. Una casa con jardín, prados o bosques alrededor para poder salir a pasear, o con vistas al río o al lago, para descansar juntas mientras oís el ruido de los pájaros, los árboles, el agua... Ya has encontrado el lugar perfecto?

 

¡Bienvenida a la Boho Bridal Shower más mágica de tu vida! :) Piensa en todos aquellos interiores que te hacen soñar e intenta recrear algunos de los detalles para transportaros a un lugar realmente mágico. Quizás simplemente con unos arreglos en flor natural puedes convertir el espacio en vuestro hogar. Asegúrate de que a todas os gusten las flores: puedes tener el detalle de vestir con sus flores favoritas algunos de los espacios de la casa.

 

Es importante acondicionar los espacios para que todas estéis a gusto: por qué no preparar una pequeña sorpresa para tus amigas? Instalar un tocador en una habitación, y un vestidor con varios vestidos (y por supuesto, muchos zapatos!), para arreglaros y pasar juntas momentos muy divertidos... ¡Es una genial idea! Has pensado en incluir tocados? Quizás la misma florista que preparó los arreglos, puede incluir algún detalle (tocado, corona...) en flor seca o preservada, para que os lo podáis llevar de recuerdo.

Puedes también tener el detalle de regalarles una joya especial, para que todas la llevéis el día de tu boda, y para que siempre que os la volváis a poner, penséis en estos momentos juntas.

Será un fin de semana inolvidable, así que tenlo todo preparado: cámara de fotos, cámara de vídeo... ¡Todo se vale para inmortalizar vuestra íntima fiesta pre-boda! Si quieres estar tranquila, sin tener que preocuparte por este tipo de detalles, y además tener unas fotografías de alta calidad, puedes hablar con un profesional para que os prepare una sesión y así tener un recuerdo en forma de fotografías y/o vídeo. No es el regalo perfecto para todas? Nota: ten un set de copas en cada habitación y varias botellas de champagne en la nevera o congelador para brindar por vuestra amistad. ¡No hay fiesta sin burbujas!

Después de muchas risas, anécdotas, confidencias... Aprovechad el día: salid a pasear si hace bueno, acercaros al lago o al río. Puedes tener preparadas unas cestitas con algunas provisiones para llevaros y poder hacer un picnic improvisado en medio de la naturaleza. ¡Será muy divertido compartir juntas anécdotas! Podéis repasar una por una las cosas que os han ido pasando al preparar la boda. Seguro que tenéis mil historias por recordar y reíros sin parar...

 

¡Seguro que con tanta anécdota os pasa el tiempo volando y ni os dais cuenta de que está anocheciendo! ¡Y es que de eso se trata, de relajaros! Tened en cuenta llevaros algo de ropa de abrigo por si refresca... Y tener un arsenal de velitas de té para vuestra noche zen. Podéis hacer una cena ligera temprano, y tener preparadas bebidas y cocktails a base de zumos de frutas para iros hidratando a lo largo de la noche.

 

La velada llega a su fin... Puedes dejar preparadas unas cestitas en el baño, llenas con productos para cada una, para que podáis mimaros en una noche de SPA casero, y dormir relajadamente como hace tiempo que seguro que no hacéis.

Importante: si decidís pasar el fin de semana fuera, aseguraros de que podáis dejar desconectado el móvil y el despertador, para levantaros con calma cuando queráis, despediros de vuestra casita del lago, e ir tranquilamente a buscar el avión, tren, o el coche. Volveréis llenas de energía para ultimar los preparativos, y celebrar juntas el día más especial de tu vida!

Fotografías: Marie Marry Me en colaboración con Sara Cuadrado & Erase una vez una boda

Video: Marie Marry Me

 

Ya han pasado 8 años...pero parece que fue ayer cuando me pidió que me casara con él, cenando en el Albaicín en Granada. Con un anillo y una de mis películas preferidas en una cajita me dijo que quería estar el resto de su vida conmigo. Yo dije...SI!, porque sabía que él era el que habían reservado para mí. Después de 8 años todavía recordamos la ilusión con la que preparamos todo.
Buscador

Suscríbete en nuestro Newsletter

¡Déjanos tu email y recibe ideas y consejos para tu boda!

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Recuerda que puedes modificar esta configuración.
INDICE