Cómo conseguir un vientre plano: Trucos infalibles

¿Por qué tendemos a acumular grasa en la zona baja del vientre? Una de las preguntas más frecuentes que nos hacemos a diario sobre nuestra condición física tiene que ver con el abdomen. La sensación de tener la tripa hinchada es incómoda y, a veces, nos genera algún que otro sinsabor, pero tenemos una buena noticia: existen remedios para mantener un abdomen plano.

Si estás preparando tu gran día y quieres lucir un vientre plano que estilice tu vestido y no sabes cómo conseguirlo, te damos algunos consejos para reducir la hinchazón o la grasa acumulada en el vientre.

Consejos para tener un vientre plano

 

Limita la cantidad de sal y azúcar en tus platos

La sal es uno de los principales ingredientes que favorece la retención de líquidos, sobre todo en la tripa, y el azúcar, por su parte, se convierte en grasa y es muy calórico. Esto no nos beneficiará en absoluto en nuestro propósito.

Eliminar de forma radical la cantidad de sal y el azúcar de la dieta no es una tarea fácil ya que estamos acostumbrados desde pequeños, o malacostumbrados podríamos decir, a tomar productos muy procesados y ricos en estos componentes. Lo más idóneo es empezar a sustituirlos por otros edulcorantes de origen natural, como la canela o la stevia para endulzar el café.

Come pequeñas cantidades cada tres o cuatro horas

Es importante que comas pequeñas cantidades de comida cada tres o cuatro horas, aproximadamente. Alivias el sistema digestivo y llegas con menos hambre a las comidas principales, evitando picotear entre horas y atracones innecesarios.

Ten siempre a mano snacks saludables y acostumbrarás a tu cuerpo a hábitos de vida que te ayudarán a alcanzar fácilmente el objetivo de conseguir un vientre plano. 

Dedica un día a la semana a organizar el menú semanal

Un consejo verdaderamente efectivo y fácil. Si dedicas un día a programar qué vas a comer cada día, incluyendo snacks a media mañana y a media tarde, y cenas, no caerás en la tentación de comer cualquier cosa rápido porque no tengas nada preparado.

En internet hay muchas plantillas para descargar en las que puedes anotar por horas tus menús, e incluso existen apps para hacer listas de la compra. Si evitas comprar alimentos ricos en harinas refinadas y azúcar refinados, no caerás en esta dulce tentación.

Estira y haz ejercicio diariamente

El pensamiento más lógico para tener un vientre plano es hacer ejercicio, y es cierto, pero debe ir acompañado de una buena alimentación.

No obstante, si no tienes tiempo puede que dejes el ejercicio en el último lugar de tu lista de prioridades, pero hay algo que sí puedes hacer todos los días y que no te quitará mucho tiempo: estirar.

Nada más levantarte estira todo tu cuerpo, esto no solo te ayudará a tener más flexibilidad, sino también a evitar posibles molestias en las extremidades y en la espalda. Otra cosa que puedes hacer es pilates, al menos 15 minutos al día nada más levantarte y, además, es una actividad que te ayudará enormemente a fortalecer tu vientre.

Basa una gran parte de tu dieta en frutas y verduras

Es un auténtico error restringir los macronutrientes de tu dieta para conseguir tu objetivo, así solo conseguirás deshidratarte y llegar con más hambre a la próxima comida. Se trata de encontrar los alimentos adecuados para formar tu pirámide nutricional, la cual debe estar formada en su mayoría por una gran variedad de frutas y verduras de temporada, una ración de proteínas y media ración de hidratos de carbonos.

Es muy importante no dejarte guiar por tu intuición y consultar a un especialista para que te asesore. La salud es un aspecto fundamental en nuestra vida y no podemos dejarlo a nuestra libre decisión.

Apuesta por las infusiones de menta

Algunos estudios han demostrado que beber una infusión de menta al día ayuda a mejorar nuestra digestión. Te vendrá genial si tienes el vientre hinchado porque relaja los músculos abdominales y te ayudará notablemente a reducir la retención de líquidos.

También puedes añadir una hoja de menta natural a tu limonada casera sin azúcar.

Si haces de estos consejos una rutina de vida, mejorarás notablemente tu salud y te sentirás mucho mejor contigo misma. ¡La salud es vida!

Buscador

Suscríbete en nuestro Newsletter

¡Déjanos tu email y recibe ideas y consejos para tu boda!

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Recuerda que puedes modificar esta configuración.
INDICE