Consejos saludables para cuidar la alimentación

La preparación y planificación de una boda supone un gran desgaste físico y mental, así como el propio día del enlace, repleto de emociones y en el que se necesitará una gran energía de principio a fin.

Por todo ello, es muy importante cuidar tu salud durante los meses previos al acontecimiento. Esto permitirá a los novios poder disfrutar al máximo del que será uno de los días más felices de su vida. Por supuesto, una salud óptima está basada en la alimentación, así que será necesario seguir determinadas pautas para favorecer una rutina de comidas saludables.

Antes de nada...

Lo primero que hay que tener en cuenta es que, a pesar de que parezca lo contrario, no es difícil ni caro establecer un hábito de alimentación que sea positiva para el organismo, de manera que este permanezca sano y estable. No obstante, estaríamos en una situación distinta si el objetivo es perder peso de cara a la boda. Si es así, será indispensable acudir a un nutricionista titulado que pueda ofrecer un plan personalizado y profesional para ayudarte a cumplir tus metas. En ningún caso debe ser una decisión que se tome de forma individual y sin asesoramiento.

Un nutricionista no debe estar vinculado únicamente a la planificación de dietas para adelgazar, también pueden ofrecer formatos adecuados a la forma de vida de cada uno, por ejemplo, si se practica algún deporte; o sencillamente a contribuir a una dieta equilibrada.

¿Cuáles son las pautas a llevar a cabo?

Precisamente este es el consejo más importante que hay que seguir: comer todo tipo de alimentos reales, los de toda la vida, alejandro de nuestra alimentación la grasas saturadas, los refrescos y los dulces.

Nuestra dieta debería estar integrada por una generosa ración de frutas y verduras, las de temporada. Se trata de uno de los alimentos clave para la salud, pues no solo favorecen a la buena digestión y a la salud del intestino, sino que actúan de forma directa sobre la piel y la imagen de vitalidad que se proyecta hacia los demás. No hay que olvidar las fuentes de proteínas, beneficiosas para nuestra salud, así como una ración más limitada de carbohidratos. Todo ello acompañado de grasas saludables como sería los frutos secos naturales, el aguacate o el aceite de oliva virgen extra.

Por otro lado, las principales restricciones están íntimamente relacionadas con las harinas refinadas, los aceites vegetales, el azúcar añadido y las cantidades de sal utilizadas en nuestros preparados. Numerosos estudios alimenticios señalan estos compuestos como altamente perjudiciales para nuestra salud además de no contener ningún nutriente para nuestra dieta. Se recomienda visitar un especialista que nos documente sobre los efectos nocivos de estos ingredientes.

Finalmente, si tuviesemos que tener un aliado principales para cuidr nuestra alimentación, tendría que ver con la hidratación. Uno de los consejos más importantes, sabido por todos, pero, aun así, a menudo ignorado: beber mucho agua. No habrá cremas ni tratamientos que hagan un bien mayor a tu piel, rostro y cuerpo como el saludable hábito de beber agua, al menos dos litros diarios.

Buscador

Suscríbete en nuestro Newsletter

¡Déjanos tu email y recibe ideas y consejos para tu boda!

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Recuerda que puedes modificar esta configuración.
INDICE