Mascarillas caseras para cuidar tu piel

Nuestra piel sufre a diario debido a las bajas temperaturas que estamos viviendo. Además, el estrés que nos genera la jornada laboral, la planificación de diversos eventos, y en concreto, de nuestra boda, puede acarrear una deshidratación severa del cutis.

En algunas situaciones, no nos podemos permitir algunos tratamientos faciales en centros estéticos, no solo por cuestiones económicas, que también, sino de diversa índole. Por ello, si queremos jugar en casa a los tratamientos faciales, te ayudamos a preparar las mejores mascarillas caseras con pocos ingredientes.

¡Te vas a sorprender de lo fáciles que son!

Mascarillas para exfoliación

 

Mascarilla de café

El café es uno de los productos que destaca en el sector de la cosmética debido a sus múltiples propiedades. La cafeína es rica en antioxidantes y protege nuestra piel de los radicales libres. Además, combate la aparición de arrugas, por lo que se conoce como esencial para la elaboración de productos cosméticos para pieles maduras.

Si quieres reafirmar tu rostro, mezcla una cucharadita de café molido con otra de azúcar y aplica tu mezcla por la cara y el cuello. Tras 20 minutos puedes retirarlo con abundante agua.

Mascarilla de limón

Otro nutriente idóneo para exfoliar tu rostro. Sin embargo, el ingrediente que aumenta el poder exfoliante de tu mascarilla es el azúcar, así que exprime el zumo de un limón y añade una cucharadita de azúcar para conseguir tu pasta homogénea.

Una aplicación de 15-20 minutos es suficiente.

Mascarillas para hidratación

 

Mascarilla de avena

La avena ha entrado fuerte en el mercado, tanto de la nutrición como de la cosmética, al ser uno de los cereales más beneficiosos. Es perfecta para limpiar las impurezas de tu piel y como calmante natural.

Mascarilla de yogurt

Esta mascarilla se conoce como un auténtico rejuvenecedor natural, que consigue una hidratación extrema y aumenta la luminosidad de tu piel. Para una mayor suavidad facial, debes mezclar el yogurt con una cucharadita de miel y aplicar por la cara y el cuello.

Gracias al ácido láctico del yogurt, podrás combatir las imperfecciones y rojeces de tu rostro. Esta mascarilla es altamente efectiva para cutis secos.

Mascarilla de pepino

Las mascarillas de pepino vienen geniales para limpiar tu rostro y purificar la piel. Si, además, le añades las propiedades nutritivas del aceite de oliva, el resultado es todavía más alucinante.

Solo debes hacer una mezcla y aplicarla durante media hora para una mayor eficacia. Tu piel se verá más rejuvenecida e hidratada a corto plazo.

Mascarillas contra el acné

 

Mascarilla de tomate

El tomate es un alimento antioxidante que presenta múltiples beneficios sobre la piel. Entre ellos, permite una correcta exfoliación e hidratación de las pieles atópicas.

El proceso es tan simple como picar un tomate y aplicarlo en el cutis durante 15 minutos. Después, aclarar siempre con agua tibia.

Ya no tienes excusa para limpiar e hidratar tu cara a diario. A veces, los remedios naturales y caseros funcionan mejor que la aparatología así que te recomendamos que te pongas en marcha con la mascarilla que tu piel necesite.

Buscador

Suscríbete en nuestro Newsletter

¡Déjanos tu email y recibe ideas y consejos para tu boda!

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Recuerda que puedes modificar esta configuración.
INDICE