Peinados fáciles para Bodas de Día y Noche

Las bodas son una celebración muy especial y siempre se quiere estar perfecta para la ocasión, desde el vestido, los accesorios, el maquillaje y el peinado, ya se sea novia o invitada.

Una vez elegido el vestido se suele pensar en qué peinado quedará mejor con él y cuál será más favorecedor, ya no solo con el vestido, sino con la forma del rostro que tenga cada persona, porque no todos los peinados le quedan bien a todo el mundo.

En la actualidad, se puede elegir entre multitud de variedades de peinados para todo tipo de cabellos, al contrario que años pasados pues solían tener un estilo muy determinado y regio. Pero, como siempre, y para no fallar en algo tan importante, se recomienda hacer pruebas de distintos peinados para dar con el que mejor nos convenza y con el que nos veamos más favorecedoras.

Si aún no se tiene una idea sobre el peinado ideal que se desea lucir en la celebración, aquí dejamos algunas ideas que, seguro, serán de gran ayuda.

Recogidos

Es el más tradicional y cómodo, ya que evitamos que se encrespe, permite bailar y comer cómodamente, etc., por lo que suele ser el más escogido, tanto las novias como las invitadas.

Este tipo de recogido aporta elegancia y glamour y nunca pasa de moda. Pueden ir desde lo más sencillo hasta lo más extravagante. Sea cual sea el estilo escogido siempre se le puede dar el toque personal de cada persona.

También, si se quiere dar un toque más diferente e informal, se pueden soltar algunos mechones de pelo y hacer el recogido algo más desenfadado, así como incorporarle algunas flores como adorno. Además, los recogidos desenfadados dan mucho juego y aportan modernidad a un look más formal.

En los recogidos se puede variar desde los moños altos, aunque ya no se llevan tanto, hasta los moños bajos, muy recomendados para aquellas que tengan mucho pelo para que no les pese, pasando por los de media altura que se suelen colocar por la nuca. Además, se le puede añadir romanticismo si se hace un bonito recogido con trenzas.

Es uno de los mejores peinados si se quiere llevar velo.

Semirecogidos

Los semirecogidos son esos tipos de peinados que se encuentran entre los recogidos y el pelo suelo, nunca pasan de moda y son los más versátiles. Es ideal para aquellas personas que quieren llevar el pelo suelto, pero con la comodidad de tener el cabello recogido o atado de alguna manera y darle un toque sofisticado a la melena. Se puede ir desde un look muy elegante, hasta uno más moderno y roquero.

Si se tiene una melena larga, un semirecogido es una de las mejores opciones para seguir luciendo el largo cabello, pero, a la vez, sujetándolo para que no llegue a molestar, así como para las que tienen mucho volumen.

Peinados para pelo largo

Cuando se tiene el pelo largo se suele tender a recogerlo porque no sabemos sacarle partido o puede llegar a ser incómodo, sobre todo para las celebraciones como las bodas.

Se puede elegir entre varios peinados para darle vida a la melena, como crear bonitas ondas para darle textura al pelo, haciendo trenzas y colocándolas a modo de diademas. Se puede llevar todo el pelo hacia un lado de la cabeza sujetando la zona en la que el pelo está recogido con horquillas y un poco de laca, para decorarlo con un bonito pasador, broche o flores. Este tipo de peinados tiene un estilo más retro.

Recoger el pelo en trenzas es otra opción que nunca falla. No hace falta hacerse una trenza demasiado rígida; la idea para que quede bonita y actual es hacer una trenza despeinada o juntar varias trenzas en una y, luego, ir ahuecándola para ganar mucho más volumen. Estas pueden desde recoger todo el cabello hasta recoger solo una parte de él.

Peinados para media melena

Aunque no lo parezca, la media melena es uno de los cortes más versátiles porque permiten jugar mucho con el pelo. A este tipo de corte se le puede hacer todo tipo de peinados, con la ventaja de no estar peleando con una melena larga, aunque si se hacen recogidos hay que tener en cuenta que hay que sujetar más el pelo porque puede que se suelte algún cabello que no llegue del todo bien al recogido.

Los cortes Bob o Pixie son los más favorecedores y fáciles de peinar. Se puede optar, con los cortes de media melena, por muchos estilos, desde los más románticos hasta los más roqueros echando el pelo hacia atrás con laca.

Peinados para pelo corto

Tener el pelo corto no es excusa para no hacerse un peinado bonito en una ocasión especial. Dependiendo de la longitud del cabello se pueden hacer varias cosas, como pequeñas trenzas para recoger el pelo que cae sobre la cara, o una trenza que recorra la cabeza a modo de corona, aunque también se puede dejar suelto dándole textura con una buena cera de peinado para que dure todo el día.

Incorporar alguna bonita diadema es una buena opción y le da un toque más romántico al look, al igual que los tocados, pero con estos se puede jugar y arriesgarse un poco más.

Buscador

Suscríbete en nuestro Newsletter

¡Déjanos tu email y recibe ideas y consejos para tu boda!

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Recuerda que puedes modificar esta configuración.
INDICE