Lecturas para bodas civiles

Los discursos tienen un papel muy importante en todas las bodas, independientemente de si es religiosa o civil. Sin embargo, cuando se hace una boda por lo civil, los textos que se recitan durante la ceremonia tratan más sobre el amor entre las personas que se van a unir y no solo la unión con Dios.

Las lecturas en las bodas civiles pueden hacerlas todas aquellas personas que deseen dedicarles unas bonitas palabras a los contrayentes o, incluso, ellos mismos, ya sean palabras que les salen a ellos desde el corazón o apoyándose de poemas o fragmentos de libros importantes para la pareja y la persona que hace la lectura.

Dejamos algunos ejemplos sobre textos que se pueden recitar en una boda civil.

“Cuando por fin se encuentran dos almas”, de Victor Hugo

Cuando por fin se encuentran dos almas,

que durante tanto tiempo se han buscado una a otra entre el gentío,

cuando advierten que son parejas,

que se comprenden y corresponden,

en una palabra, que son semejantes,

surge entonces para siempre una unión vehemente y pura como ellas mismas,

una unión que comienza en la tierra y perdura en el cielo.

Esa unión es amor,

amor auténtico, como en verdad muy pocos hombres pueden concebir,

amor que es una religión,

que deifica al ser amado cuya vida emana

del fervor y de la pasión y para el que los sacrificios

más grandes son los gozos más dulces.

 

“El arte del matrimonio”, de Wilferd Arlan Peterson

Las pequeñas cosas son las grandes cosas.

Nunca se es tan viejo para sostenerse las manos.

Es recordar decir "Te amo" al menos una vez al día.

Es nunca ir a dormir enojados.

Es nunca hablar con el otro solo por ser condescendiente;

el cortejo no debería terminar con la luna de miel,

debería continuar a través de los años.

Es tener un sentido mutuo de valores y objetivos comunes.

Es pararse juntos enfrentando al mundo.

Es formar un círculo de amor que se alimenta en toda la familia.

Es hacer cosas para el otro, no en la actitud de servicio o sacrificio,

sino en el espíritu de gozo.

Es hablar con palabras de apreciación y demostrar

gratitud de maneras consideradas.

Es no esperar que el esposo use una aureola o que la esposa tenga las alas de un ángel.

Es no buscar la perfección en el otro.

Es cultivar la flexibilidad, la paciencia, el entendimiento y el sentido del humor.

Es tener la capacidad de perdonar y ser perdonados.

Es dar al otro un ámbito en el que pueda crecer.

Es encontrar espacios para las cosas del espíritu.

Es una búsqueda común del bien y la belleza.

Es establecer una relación en la cual la independencia sea por igual, la dependencia mutua y las obligaciones recíprocas.

Es no solamente casarse con la pareja perfecta, es ser la pareja perfecta.

 

“Nunca te cases si no es por amor” de William Penn

Nunca te cases sino por amor; pero ten cuidado de que lo que amas merece ser amado. El que pone atención al cuerpo y no al alma no tiene la mejor parte de esa relación, y por lo tanto carecerá del consuelo más noble de la vida matrimonial. Entre un hombre y su esposa nada debe regir sino el amor… Puesto que es el amor lo que debe unirlos, así también es lo mejor para mantenerlos unidos.

El esposo y la esposa que se aman y se respetan demuestran a sus hijos y criados que ellos también deben hacerlo. Otros, por su mutuo desprecio, evidentemente pierden su autoridad en la familia; y por su propio ejemplo enseñan a sus hijos a despreciar a los padres.

Que el placer incremente el cariño en vez de reducirlo. Porque la pasión más baja es desear lo que no tenemos, pero despreciarlo cuando es nuestro.

Debemos buscar nuestro gozo en el campo ancho y variado de lo que perdura; ni enfermedad, ni pobreza, ni desgracia pueden socavarlo, porque no está bajo el poder de las pasajeras contingencias mundanas.

No hay nada más íntegro e íntimo, nada más dedicado, cariñoso y sincero, nada más satisfecho y fiel que tal pareja. Ni tampoco hay mayor felicidad en este mundo que ser uno de ellos.

Buscador

Suscríbete en nuestro Newsletter

¡Déjanos tu email y recibe ideas y consejos para tu boda!

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Recuerda que puedes modificar esta configuración.
INDICE