7 Ideas de flores para tu boda

Las flores son parte del atrezzo y la decoración de cualquier evento porque dan alegría, aportan finura y exquisitez, iluminan la sala y el lugar donde las colocamos y, además, desprenden una envolvente fragancia.

Realmente las flores están en todos los grandes acontecimientos de nuestra vida y en las bodas poca gente concibe una novia sin un bonito ramo en su camino hacia el altar.

No hay una única variedad de flores, de hecho hay tantas, de tan distintos colores y con características tan específicas, y además que guardan un simbolismo muy especial, que es normal que no sepamos por dónde empezar a la hora de decidirnos por unas u otras.

¿Quieres conocerlas un poquito más y saber cuáles son las que mejor funcionan contigo?

Te las presentamos ahora mismo, pero antes recuerda que no es lo mismo utilizarlas como centro de mesa, en el ramo de novia o como parte de la decoración de los bancos de la iglesia o el lugar donde transcurra la ceremonia porque en cada caso suele haber una limitación de tamaño, de forma o de manera de exponerlas.

Hay varios estilos de ramos: el clásico ramo redondo, el bouquet, los más llamativos y originales, como los de brazo o los que cuelgan, los de tipo cascada.

Todo influye a la hora de escoger las flores, así que atenta porque aquí tienes varias que te enamorarán: 

Rosas

Son las flores por excelencia de los bouquets por su forma redondeada que hace que al juntarlas se vean como una bella composición.

Las tonalidades también son muy importantes: las blancas simbolizan la pureza de la novia, las rosas su ternura, dulzura e inocencia, las rojas, la pasión y el amor con palabras mayúsculas, y las amarillas son la expresión de la alegría. Pueden combinarse para obtener un ramo muy romántico.

Lo mejor de todo es que se encuentran en cualquier parte del mundo y como su cultivo es muy común, no será complicado tenerlas disponibles en cualquier momento del año y en la cantidad que desees, ya que florecen durante la primavera y el invierno.

En la Antigua Roma eran ya apreciadas y las utilizaban con fines cosméticos y los pétalos para adornar los lugares donde se celebraban grandes banquetes.

Crisantemos

Las flores de la eternidad. El significado de la palabra crisantemo es “flor de oro”, aunque lo podemos encontrar en distintos colores: rosa, rojo, blanco, amarillo, naranja, incluso azul y violeta.

Son una flor típicamente de otoño muy estimada en países asiáticos como Japón o China por su belleza natural y por su gran simbolismo, pues con ellas podemos expresar amor, pasión o alegría.

De hecho, el crisantemo es una de las flores nacionales de los nipones junto al cerezo.

Peonías

Esta preciosa flor no deja indiferente a ningún amante de la botánica ni de la belleza en general.

Muchas novias suspiran por ellas para tenerlas en su gran día, pero como todo lo bueno se hace esperar, las peonías también y no es hasta mayo o junio cuando estas preciosidades florecen, por lo que, si pensabas celebrar tu boda en otra fecha, no podrás encontrarlas.

Hay muchísimas variedades y tonalidades, pero las más utilizadas y comunes son las que van desde el color blanco puro, pasando por el crema o un montón de rosados, magentas y fucsias.

Quedan muy bonitas en un ramo con rosas y desprenden una fragancia muy intensa, pero la triste noticia es que se marchitan en pocos días.

Orquídeas

De gran tamaño, estas flores crean un efecto especialmente bello en ramos de novia en cascada.

Las hay de diversas tonalidades como violeta o dorado, pero las grandes triunfadoras siguen siendo las blancas, a conjunto con el color del vestido.

Son especialmente indicadas para las novias que desean tener un ramo sencillo y que destaque por sí mismo y las orquídeas desde luego tienen una delicadeza sin igual.

Como se crían en invernadero, hay disponibilidad de ellas todo el año y tienen un precio bastante asequible.

Aves del paraíso

Si ya su nombre nos transporta a un lugar exótico, sus llamativos colores y forma de pájaro no iban a ser menos.

Originaria de Sudáfrica, podemos encontrarla en zonas tropicales, y pueden florecer varias veces a lo largo de un año, aunque lo más común es que lo hagan en invierno.

Conocida también como pájaro de fuego y botánicamente como Strelitzia, llamarán la atención en una novia que las quiera usar como ramo de brazo, como centro de mesa nupcial o en un rincón del salón donde se celebre el banquete.

Hay una bonita y melancólica leyenda detrás de esta planta y es que la flor gris que nació en el jardín donde fue enterrado Hernán de Montoya, conde de Barcelona, se tornó naranja cuando, tras morir de tristeza su viuda, Carmen, una mestiza de Cuernavaca de la que se enamoró cuando vivía en una hacienda llamada “El paraíso”, la entierran junto a él.

Pese a ser una de las flores más elegantes y sugerentes, son bastante asequibles, aproximadamente 5 euros por flor.

Hortensias

Son una elección fantástica como centros de mesa, pues por un lado las puedes encontrar en infinidad de colores, algo muy útil para que coordinen con el estilo de las mesas o del tipo de celebración que desees, y por otro, también puedes aprovecharlas para confeccionar tu ramo de novia.

Son la flor perfecta para una boda de verano gracias a su explosivo colorido, quedan perfectas solas o combinadas con otras flores y hojas verdes, y tienen un tamaño ideal para llenar el ambiente.

Eso sí, son algo delicadas y aunque aguantan bien el paso de las horas, necesitarán bastante agua, especialmente si tienen que soportar altas temperaturas.

Por ponerles un pero, son bastante caras, aunque esto no ha sido impedimento para que estén en el top de popularidad para las bodas.

Paniculata

Estas pequeñas florecillas blancas son tendencia y la razón está clara: son muy naturales, de estilo silvestre, se pueden usar para enfatizar un ramo de novia con otras flores principales, como adorno en el pelo de las novias e incluso en la solapa del traje de los caballeros.

Tampoco hay que olvidarla dentro de la decoración floral del lugar de la ceremonia, una iglesia o un altar al aire libre ni en los centros de mesa.

Funciona perfectamente en todos los espacios y es sinónimo de romanticismo y delicadeza, además de ser una flor muy ligera y bastante económica.

Buscador

Suscríbete en nuestro Newsletter

¡Déjanos tu email y recibe ideas y consejos para tu boda!

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Recuerda que puedes modificar esta configuración.
INDICE