Decoración de sillas para tu boda

Las pequeñas cosas son las que marcan la diferencia y es en los detalles donde podemos poner personalidad y distinción a una boda.

Esto mismo ocurre con la decoración del mobiliario del convite o de la ceremonia, como las sillas donde se situarán los invitados. 

Para tener un bonito asiento del todo especial, no es necesario que se trate de sillas espectaculares, sino más bien de darles el toque oportuno con algunos adornos creativos.

Además de esta forma, siguiendo el movimiento “hazlo tú mismo” o DIY, al decorar nosotros las sillas lograremos no encarecer apenas la partida destinada a la decoración y engalanamiento del recinto.

¿Cuáles son las propuestas que más se llevan?

 

1. Lazos de organza

Son muy fáciles de colocar: alrededor del respaldo de la silla y con una lazada amplia y vistosa en la parte trasera.

Lo mejor de esta idea decorativa es que existen un montón de colores distintos, por lo que podemos jugar con ellos de estas formas: 

  • Diversas tonalidades y utilizar un color diferente para cada una, alegrando el recinto 
  • Utilizar un color por cada mesa y en vez de numerar las mesas para que los invitados sepan cuál es la suya, que la localicen por su color
  • Optar por elegir colores que contrasten o que combinen con otros elementos decorativos, con los centros florales o con el ramo de la novia, por ejemplo.

Quizá el aspecto negativo de los lazos de organza es que dependiendo del tipo de silla en el que se coloquen, es fácil que se muevan del sitio y acaben chafados. Para evitarlo se puede sustituir la organza por otro material de aspecto similar que lleve spandex o lycra. 

2. Lazos de yute natural y encaje

Ambos tejidos se pueden comprar por metros en vez de por piezas, lo que supone un ahorro. Son una estupenda opción si lo que queremos es reflejar un estilo rústico y romántico.

Al ser un tejido más rígido, la lazada quedará más voluminosa pero puede que tengamos el mismo problema de desplazamiento que ocurre con los lazos de organza.

3. Flores frescas

Utilizando flores conseguiremos vistosidad y un buen aroma. Puede ser algo discreto, como unos pequeños ramilletes de paniculata, lavanda o una selección de hierbas, florecillas o espigas. 

Si queremos que se vea más, las peonías son unas flores muy utilizadas en la decoración de eventos porque una sola es capaz de llamar la atención.

Y si el presupuesto lo permite, las coronas de flores son una de las tendencias más en alza para bodas al aire libre con un estilo campestre pero sofisticado. 

4. Artículos temáticos

Podemos añadir unos determinados elementos relacionados con el lugar, con alguna de las aficiones de los novios, con su trabajo o con algo que para ellos tenga un significado especial.

Por ejemplo, si a la pareja le encanta el mar, se pueden usar conchas o salvavidas. Si se trata de una boda de estilo ibicenco, podemos colgar tapices de macramé. Hay tantas alternativas para cada tema que no será difícil encontrar alguna idea.

Buscador

Suscríbete en nuestro Newsletter

¡Déjanos tu email y recibe ideas y consejos para tu boda!

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Recuerda que puedes modificar esta configuración.
INDICE