Después de la boda
Indice

Cómo saber si estáis preparados para iros a vivir juntos

Existe una etapa de la vida en la que te sientes con la madurez suficiente para aceptar el hecho de vivir junto a otra persona, la cual ves como tu pareja. Termina siendo una ilusión y un deseo de empezar un proyecto en común. Sin embargo, puede haber cierta inseguridad a la hora de adaptarse a la otra persona, es decir, a aquellas características que aún no conoces plenamente de tu pareja.

Consejos que te ayudarán a tomar una decisión acertada

Lo que suele pasar en muchas ocasiones es que uno de los dos siente presión por parte del otro, el cual se encuentra con total seguridad de dar el paso. Lo ideal y correcto sería que se trazaran un proyecto en común, surgiendo de manera espontánea el querer vivir juntos como pareja debido a lo ameno de la relación; este comentario fue expresado por una ‘coach’ especializada en la gestión de las emociones y en las relaciones entre personas.

Es cuestión de aceptar las costumbres de la pareja que amas y un consejo que señala la experta es el de convivir antes de dar el paso, tomarse unas vacaciones, aprender de dichas costumbres y evaluar la conexión, debido al sentimiento que te proporciona al vivir esas experiencias. Todos estos puntos pueden ser claves para tomar una decisión. Por otro lado, en una relación existen costumbres individuales, pero también están las que se forman de la pareja, es decir, en ocasiones uno puede cambiar al otro y así, encontrar la forma de acoplarse sanamente.

Otro consejo clave, es dejar atrás el pensamiento de: “si doy el paso, dejaré de ser libre”, ya que tener una pareja no implica que dejes de ser lo que te caracteriza ni tampoco implica renunciar a lo que amas. La especialista explica que si se comienza a tomar la decisión con pensamientos que llevan a un supuesto sacrificio, entonces no es recomendable realizar el paso. Es mejor tener acuerdos, sentirse libres y construir algo que te haga sentir a gusto contigo mismo y como pareja. La base de todo debe estar en que cada miembro tiene su propia vida, sus aficiones y gustos, pero con la diferencia de compartir con otra persona un proyecto en común, sin dejar a un lado los intereses individuales.

Es importante hablar, sentarse a intercambiar responsabilidades, gastos, lugar de convivencia, gustos, tareas domésticas, etc. Es importante que la otra persona se sienta libre de escoger y una idea para conocer si la otra parte está lista para tomar la decisión de vivir juntos es a través de interrogantes. A continuación se muestran algunos:

  • ¿Cuál es el propósito de vivir juntos?
  • ¿Aportaría algo positivo a la relación?
  • ¿Cuál es tu motivación?
  • ¿Cuál es tu mayor preocupación?
  • ¿Hay algo que no podrías aguantar en el caso de vivir juntos?

Si, quizás no es una decisión fácil de tomar, pero tampoco la más difícil, ya que todo de trata de comunicación, aceptar y conocer todas las dudas que podrías tener al respecto sobre el tema, de forma que puedas comunicárselas a tu pareja y llegar a un consenso

Buscador

Suscríbete en nuestro Newsletter

¡Déjanos tu email y recibe ideas y consejos para tu boda!

Ajustes de privacidad
Decide qué cookies quieres permitir.
Puedes cambiar estos ajustes en cualquier momento. Sin embargo, esto puede hacer que algunas funciones dejen de estar disponibles.
Este sitio web no podrá:
    Este sitio web podrá:
      INDICE