Después de la boda
Indice

Ideas para celebrar la mejor postboda

Se le llama postboda al momento después de celebrar el gran evento, una vez ha finazalido y comienza lo siguiente que hayáis planeado para seguir festejando.

Las postbodas son recomendadas cuando se hace una boda de día o de tarde temprana porque no se suelen prolongar hasta altas horas de la madrugada, sobre todo porque la gente ya se ha pasado con las copas y el ambiente no suele ser el mismo. Aunque algunas parejas deciden seguir con la celebración hasta varios días después o retrasan la postboda hasta su regreso de la luna de miel.

También depende mucho de lo que hayáis reservado, si es un hotel o restaurante ya sabes que va a cerrar a una hora específica, a no ser que hayáis acordado una hora de cierre más tardía. Si lo que habéis contratado es un local o una finca, las horas de retirada suelen acordarse para poder disfrutar con tranquilidad de toda la celebración.

Fiesta postboda

Si habéis reservado un local estáis de suerte porque es más fácil prolongar la fiesta y hacer que todo el mundo se quede en el mismo sitio, en vez de estar trasladándose a otro local. Entre la cena y los bailes más formales hay que seguir animando a la gente para que la celebración se prolongue todo lo que quiera, por ello también es muy importante que el DJ o la música elegida para la ocasión sean bastante buena.

En el caso de que hayáis optado por celebrar la boda en un hotel o restaurante, la fiesta tendrá que trasladarse a otro lugar, pero mucha gente se suele escaquear e irse en estos casos. La mejor idea para seguir todos juntos es avisarlos de que después de la celebración la fiesta continuará en otro lugar y, si se puede, contratar transporte para que no tengan que coger coche. Puedes contratar un reservado con antelación en una discoteca o en un pub, por ejemplo.

Sin embargo, si no tenéis planeado seguir de fiesta porque ya la boda os ha cansado demasiado, ha sido un día de muchas emociones o por cualquier otro motivo, no os preocupéis porque es la justificación perfecta para reuniros en otro momento y seguir celebrando.

Brunch postboda

Muchas parejas deciden seguir la celebración el día siguiente de la boda en el mismo local o en otro que se haya reservado. Podéis organizar un almuerzo con vuestros invitados más cercanos, ya que si optáis por invitar a todos los asistentes el presupuesto de la boda será muchísimo más elevado.

Si la boda se ha celebrado en un hotel, normalmente muchos de los invitados se deciden por reservar una habitación en el mismo hotel por comodidad, incluso los novios, así que podéis acordar con ellos que el resto de invitados puedan aprovechar las instalaciones hasta alguna hora específica. También podéis reservar alguna sala para comer con ellos o que os pongan un reservado en el comedor. Muchos de los hoteles ofrecen descuentos a las parejas que celebran las bodas con ellos.

Otra opción es invitar a los invitados a vuestra casa y hacer una barbacoa o un tentempié. Es un plan mucho más relajado y seguro que os saldrá más barato. Además, estaréis en la comodidad de vuestra casa y podréis estar a vuestras anchas recordando anécdotas de la pasada noche.

Sesión spa postboda

Después de la boda podéis planear una visita al spa. Este plan sería solo para algunos privilegiados, como los padrinos y las damas de honor a modo de agradecimiento por su ayuda. Es una buena forma de relajaros, rodeados de personas que os quieren, y para quitaros los posibles dolores producidos por la fiesta del día anterior. Seguro que muchos, incluso vosotros mismos, agradeceréis este plan.

Postboda tras luna de miel

Muchos novios deciden empezar su luna de miel justo después de finalizar la celebración. Algunos se van incluso a mitad de la misma por lo que no tienen mucho tiempo de despedirse y agradecer, como es debido, a todos los invitados por asistir a la boda.

Si os va a pasar lo mismo, siempre podéis volver a reunir a la familia y a algunos invitados en vuestra casa o en algún restaurante. De esta manera os volveréis a reencontrar con vuestros seres queridos a los que les podréis contar lo bien que lo habéis pasado en la luna de miel. También, ya que estáis todos reunidos, es el mejor momento para enseñarles las fotos de la boda y de la luna de miel, así como darle los obsequios que les habéis traído de vuestro viaje. Seguro que os echaréis unas cuantas risas recordando las anécdotas vividas en el día de la boda.

Sesión fotográfica postboda

También, muchas parejas deciden hacer la sesión fotográfica después de la boda para que ese día solo tengan que disfrutar de la celebración. Sin embargo, hay algunas fotos que hay que hacerse sí o sí en el día de la boda, pero el resto de fotos de vosotros dos siempre es mejor dejarlo para más adelante. De esta forma, estaréis más relajados sin el estrés de estar con vuestros invitados.

Buscador

Suscríbete en nuestro Newsletter

¡Déjanos tu email y recibe ideas y consejos para tu boda!

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Recuerda que puedes modificar esta configuración.
INDICE