Después de la boda
Indice

Preguntas comprometidas que NO debes hacerle a una pareja

El gran día ya ha pasado. Los nervios por fin van a desaparecer y ya solo os queda disfrutar de la vida de casados.

No todas las relaciones tienen los mismos objetivos ni todas las parejas actuales disfrutan siguiendo los mismo roles o tradiciones que seguían los recién casados hace unos cuantos años.

A veces metemos la pata cuando nos anticipamos al estilo de vida y a las decisiones que haya tomado la pareja, y les hacemos preguntas que pueden resultar un tanto incómodas. Para evitar esto, hoy queremos darte algunos tips sobre preguntas que no debes hacerle a una pareja recién casada.

¿Cuándo vais a ser padres?

Ni la pareja tiene por qué haber decidido ser padres tras la formalización de la pareja ni tienen por qué tener esa meta en mente.

En la actualidad, muchas parejas optan por continuar su matrimonio sin hijos. De hecho, es una tendencia en crecimiento y debemos respetar las decisiones de cada uno, así que no lo preguntes como si fuese lo más natural y normal tras la boda.

¿Quién ha pagado la boda?

Una pregunta bastante incómoda que se tiende a hacer a las parejas recién casadas. Es bastante comprometida y dependiendo de la pareja, puede incluso sentar mal ya que los temas económicos, a veces, crean tirantez entre varias personas.

Ahora que estáis casados, debéis dejar el alquiler y compraros una casa
Otro error que frecuentemente cometemos es asociar la vida casados con tener una vivienda propia.

Los jóvenes millenials rechazan este concepto de vida y prefieren vivir de alquiler, con todas sus ventajas e inconvenientes. No tienen el sentido de la pertenencia que tan arraigado estaba en la época de nuestros padres y se sienten incitados a vivir experiencias constantemente.

Por esta razón, si han decidido vivir de alquiler, no hay ninguna necesidad de preguntar que cuando van a invertir en una vivienda.

¿Cuándo vais a por la parejita? (En el caso de ya tener un bebé)

Tenemos la costumbre de preguntarle a los padres primerizos que ya tienen un bebé que cuando van a ir a por la parejita feliz, refiriéndose a tener a otro bebé del sexo opuesto.

En muchas ocasiones, no conocemos la situación familiar ni las condiciones económicas por lo que esta pregunta podría ser desacertada dependiendo del caso. Por eso, es mejor que te mantengas precavido y celebres alegremente la decisión de la pareja de tener un solo bebé o más.

¡Se os acabó la buena vida!

Esta afirmación me parece un total desacierto en el siglo en el que vivimos. Este tipo de debate no tiene cabida ya que las parejas recién casadas no ponen fin a su vida sociable ni tiene por qué cambiar nada. Podéis hacer más planes en pareja, pero no se debe renunciar a tener momentos con amigos o en soledad, ya que esto reforzará aún más tu relación en pareja.

Si no estás dispuesto a meter la pata una vez más… apunta estos consejos para acordarte las próximas veces.

Buscador

Suscríbete en nuestro Newsletter

¡Déjanos tu email y recibe ideas y consejos para tu boda!

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Recuerda que puedes modificar esta configuración.
INDICE