Sitios para disfrutar de una Luna de Miel en invierno

¿Quién dijo que las bodas de invierno no tienen su encanto?

Aunque lo más común es celebrarlas con la llegada del buen tiempo, en primavera o verano, celebrar tu boda en invierno tiene un privilegio único: disfrutar de una luna de miel mucho menos típica.

Normalmente los novios se decantan por destinos exóticos, donde disfrutar relajadamente del sol y la playa, donde el calor, los buenos cócteles y el mar son los protagonistas indiscutibles. Pero es algo tan típico que poco a poco ha ido perdiendo la exclusividad.

Por eso, ir a contracorriente y optar por hacer la luna de miel en invierno resulta una opción mucho más llamativa para muchos novios, además de que al no ser temporada alta, puede costar menos dinero.

Paisajes bucólicos con los que sorprenderse

Si os encanta la nieve y los paisajes de postal, estas son algunas propuestas para una luna de miel totalmente invernal.

Ötztal, en Austria

Se trata de un valle alpino situado en la región de Tirol y por tanto con los Alpes como referencia.

Es un destino ideal para los amantes de la naturaleza y del esquí, pues cuenta con 6 áreas distintas para practicar este deporte.

Relajarse también es posible en los manantiales de agua caliente que brotan de forma natural y que están situados dentro del complejo hotelero de lujo Aqua Dome Längenfeld.

Reykjavik, en Islandia

El país del hielo y del fuego ofrece todo su poderío durante los meses invernales, como el de ver la aurora boreal, un fenómeno natural impresionante. La mejor época para observarla en todo su esplendor es entre los meses de octubre y marzo, así que perfecto.

Impresionarse con los géiseres mientras arrojan agua bien calentita también es un plan que no os podréis perder.

Montreal, en Canadá

Temperaturas gélidas que van de los -2ºC a los -20ºC. Un buen abrigo, guantes y gorro para animarse a dar un paseo por Montreal es lo único que os hará falta.

Si queréis uniros a las prácticas de los canadienses, podéis acercaros a patinar sobre hielo al Viejo Puerto de Montreal, una de las zonas del centro histórico de la ciudad con un gran bagaje cultural, social y económico.

Otro atractivo es visitar la colosal basílica de Notre-Dame, ubicada en el distrito de Ville-Marie, y admirar el resto de edificios históricos de la zona.

Un poco de calor, por favor

En caso de que el frío no sea la preferencia, siempre es posible buscar un destino en el que las temperaturas no os dejen helados:

Patagonia, Argentina

En el país del tango cuando en España estamos en invierno, ellos comienzan a disfrutar del verano.

Recorrer los rincones más espectaculares de la parte más austral del país, donde se encuentran, entre otros monumentos de la naturaleza, el glaciar Perito Moreno, no tiene precio.

Goa, en India

Un antiguo paraíso hippie que explorar cómodamente gracias a su 23ºC de media. Un destino de ensueño para relajarse en sus playas y para conocer su amplia gastronomía y su mezcla cultural única.

Buscador

Suscríbete en nuestro Newsletter

¡Déjanos tu email y recibe ideas y consejos para tu boda!

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Recuerda que puedes modificar esta configuración.
INDICE