Servicios para la boda
Indice

Cuánto cuesta un DJ para tu boda

¡Que no pare la fiesta! 

Una boda sin música no es una boda. ¿Qué sería la entrada de la novia hacia el altar o el primer baile de casados sin un fondo musical? Pues perdería todo el encanto, ¿no crees? 

Y después del banquete, con todos los asistentes ya distendidos y dispuestos a disfrutar de la fiesta, la música es pieza clave para que la noche sea totalmente redonda. 

Puedes optar por contratar una orquesta o un cantante con un estilo y repertorio propios o decantarte por una opción mucho más actual y rompedora: contar con los servicios de un DJ que seguro que se encargará de poner los temas que os gustan a todos. 

Un DJ para boda es un servicio cada vez más solicitado, especialmente por las parejas jóvenes, porque estos profesionales pueden pinchar música de cualquier estilo, con ritmos electrónicos, ritmos latinos, pop, rock internacional y muchos más. De esta forma, la noche puede ir modificándose según el tipo de asistentes o su ánimo, haciendo que las ganas de pasarlo bien no decaigan en ningún momento.  

Pero, ¿cuánto cuesta un DJ para una boda?

El precio va a ser muy variable, dependiendo de cuánto tiempo lo contratemos (si es toda la noche o solo un par de horas), y del equipo que lleve con él, esto es, altavoces con más o menos potencia, mesa de mezclas para mezclar en directo, iluminación LED y otra serie de extras que, lógicamente, subirán sus honorarios. 

Podríamos decir que el mínimo por contratar a un DJ anónimo, sin la reputación de los más famosos y conocidos de las grandes discotecas, se situaría en torno a los 200 o 300 euros.

Si fuera un DJ reconocido, la cifra podría multiplicarse por 10, y si está a medio camino, ni principiante ni famoso, quizá hablamos de unos 700 u 800 euros.

Normalmente este precio incluye la música de la ceremonia (si no vais a contratar a ningún grupo o cantante en directo) y unas 3 horas de música después del banquete, con el equipo básico.

A estas cifras se sumarían todos los complementos que quisiéramos añadir para hacer un fiestón: 

  • Un cañón de humo, muy de los 90, pero que siempre envuelve cualquier pista de baile de un halo de misterio, por unos 70 euros más. 
  • Una máquina láser, para complementar el cañón de humo y sentirse como si se estuviera en una discoteca. Incluirla en la fiesta podría resultar unos 100 euros más. 
  • Un proyector y pantalla de grandes dimensiones para mostrar videoclips o imágenes de los contrayentes que nos metan totalmente de lleno en el ambiente festivo, por unos 140 euros. 
  • La cabina del DJ retroiluminada, y así todo el mundo sabrá dónde está el artífice de que bailemos sin parar, que ronda los 100 euros. 
  • Lo mejor para no llevarse ningún susto es pedir presupuesto a varios DJ especializados en bodas, y que nos desglosen punto por punto los precios del servicio, incluyendo el precio por cada hora extra, por si las ganas de marcha se alargan.
Buscador

Suscríbete en nuestro Newsletter

¡Déjanos tu email y recibe ideas y consejos para tu boda!

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Recuerda que puedes modificar esta configuración.
INDICE