¡Bienvenidas las bodas en primavera!

No hay mejor momento para casarse que la primavera, el periodo más romántico, cuando las flores y los árboles reviven, vuelve el buen tiempo, los días más largos y el colorido inunda los paisajes. Por todo ello, se trata de uno de los momentos preferidos del año para celebrar una boda, especialmente si se pretende hacer por la mañana y al aire libre.

Las bodas en primavera suelen mostrar una temática muy marcada, ya que se ve propiciada por la estación en sí en la que tiene lugar, sin duda, las flores son las grandes protagonistas a la hora de decorar y endulzar el enlace: en los centros de mesa, a modo de cortinas, dentro de farolillos o en jarrones. Además de los colores claros o pasteles, así como el blanco total o tonos crema con algunos toques de color, como el salmón, el morado o el azul. Todo ello combinado con materiales como la madera, la rafia o la cuerda, que potencien la sensación rural y a la vez delicada que se pretende lograr.

Adorna tu boda como si fuera parte de la naturaleza

La tarea de escoger la ornamentación del lugar donde se desarrollará la ceremonia y el del banquete vienen dados por esta tendencia, que afectará al mobiliario y a la mantelería. Y, tal y como se ha adelantado, las grandes estrellas son las bodas al aire libre, en entornos naturales que causarán un efecto mágico en un enlace que será único. Algunas ideas a la hora de escoger una localización, cada vez más demandadas, serían una playa íntima, una hacienda con un cuidado césped o parajes similares. El objetivo es aprovechar el ambiente que ofrece la estación primaveral.

La influencia del momento estival en el que tendrá lugar el casamiento debe hacerse notar y estar presente en cada detalle; desde los obsequios que recibirán los amigos y familiares a su debido tiempo, hasta el sobre con la invitación que se les envió meses atrás para acudir al gran día.

¡Intégrate con la primavera y ponle color a tu vestido!

Los novios no pueden quedar a un lado de esta temática, por ello, su vestuario se mostrará acorde a las tendencias primaverales. En este sentido, la mejor opción para el vestido de la novia es lucir uno decorado con elemento de encaje, lo que le ofrecerá un aspecto dulce y romántico, que se verá favorecido por la elección de un buen ramo de flores.

El maquillaje sencillo y un peinado ondulado, bien en recogido o suelto, todo vale, pero una corona de flores le dará el toque de gracia.

El novio también debe adaptarse y dejar a un lado los clásicos trajes de colores oscuros en favor de uno de tonos grises, con algunos toques estratégicos de color (en la corbata, por ejemplo) o azules.

El menú es otro factor que se verá envuelto en este ambiente, especialmente en lo que se refiere al postre o a la tarta nupcial. Es recomendable mantener presentes la importancia de las flores y apostar, además, por opciones dulces, aunque ligeras, preferiblemente hechas con frutos naturales. En lo que respecta al resto del menú elegido, se recomienda mantener un equilibrio.

Buscador

Suscríbete en nuestro Newsletter

¡Déjanos tu email y recibe ideas y consejos para tu boda!

Ajustes de privacidad
Decide qué cookies quieres permitir.
Puedes cambiar estos ajustes en cualquier momento. Sin embargo, esto puede hacer que algunas funciones dejen de estar disponibles.
Este sitio web no podrá:
    Este sitio web podrá:
      INDICE