Enamorarse a través de internet: Una realidad

Ya es una afirmación que todos hacemos uso a diario de internet, ya sea desde un ordenador o con un smarthphone. Es algo que forma parte de nuestra rutina y le dedicamos tiempo tanto desde el ámbito laboral como para ponr en alza nuestra vida social y conocer gente. No es cosa de geeks, el amor está en la red.

Al hablar del amor en internet algunos pensarán en las archiconocidas aplicaciones ideadas para encontrar pareja o poner en contacto a personas con intereses comunes. Los usuarios de estas apps buscan de manera activa un encuentro o un romance, pero la chispa puede surgir donde uno menos se lo espere.

Los foros especializados en temas muy concretos y los grupos de amigos de algunas redes sociales llevan años poniendo en contacto a internautas que no se conocían en persona, que comparten una misma pasión o afición y que, en ocasiones, no viven lejos. Lo que empieza con unos cafés para charlar de ese tema en común, da paso a una amistad y, a veces, ¡termina en boda! Por eso, ningún usuario habitual de internet está libre de las flechas de Cupido.

¿Hay algún límite de edad para usar estas aplicaciones?

Hoy en día hay personas solteras o no comprometidas de cualquier edad. A los solteros propiamente dichos hemos de sumarle los separados o divorciados y, un grupo menos numeroso, los que se han quedado viudos de forma muy prematura.

Como consecuencia de la diversidad de edades y tipo de compañía amorosa que buscan o prefieren, la oferta de apps y plataformas es amplia y cada una tiene un cliente ideal. Unas se enfocan más en el ligue, que puede terminar en un romance serio sin pretenderlo, otras dejan abierta la posibilidad de que surjan amistades sin necesidad de que evolucionen de otro modo, y también hay sitios especializados en poner en contacto a personas que desean formar una relación de pareja estable.

Podemos pensar que estos últimos son como agencias matrimoniales online y estaríamos equivocados. En primer lugar, porque el usuario puede comunicarse con muchas más personas y es él o ella quien realiza la selección de acuerdo a sus preferencias (la otra parte también debe aceptar, lógico). Pero además, las apps y portales traspasan las distancias y, mientras en una agencia matrimonial física los clientes son a lo sumo de una misma provincia, sus versiones mejoradas para internet son de ámbito nacional o internacional.

Al final las plataformas online cuentan con más usuarios cercanos al lugar de nuestra residencia: en ellas hay gente que no desea desplazarse y también otros que opinan que con un coche o un transporte público uno se planta en la otra punta del país en un santiamén.

Prepáralo todo desde internet si lo deseas

Si al final hay boda, puedes organizarla al completo sin moverte de casa, de nuevo a golpe de clic. Esta es la opción preferida por los millenials y por la generación anterior, es decir, por aquellos que nacieron desde primeros de los años 80 hasta el cambio de siglo.

Existen portales especializados en organizarlo todo, desde la elección del restaurante hasta encargar el vestido de la novia o hacer bodas temáticas. También se puede optar por el método tradicional, pero ahorrando tiempo y desplazamientos para pedir presupuestos usando el email, o recurrir a una solución intermedia.

El paso intermedio consiste en planificar a través de internet la mayoría de las gestiones para el evento, sin renunciar a llevar a cabo algunas de forma tradicional como ir a probarse el vestido de novia con amigas y/o con mamá sin que el novio pueda verlo hasta el día del enlace, o elegir los anillos en alguna joyería especial, bien por su prestigio, bien por haber sido donde los compraron nuestros padres, por ejemplo.

Las flores, los recordatorios y regalos son las cosas que ya casi todo el mundo encarga online. Por poder, hasta se pueden organizar despedidas de soltero y de soltera por internet, temáticas si se desean, con posibilidades que van desde lo lúdico y tranquilo a lo aventurero. Hay opciones para todos los gustos, en especial en ciudades más o menos pobladas.

Al final, enamorarse por internet es algo tan frecuente en nuestros días que casi todos conocemos a alguna pareja en nuestro entorno cercano que ha encontrado a su media naranja de esta manera.

Buscador

Suscríbete en nuestro Newsletter

¡Déjanos tu email y recibe ideas y consejos para tu boda!

Utilizamos cookies propias y de terceros de análisis de uso y medición para mejorar la experiencia de uso y contenidos de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Recuerda que puedes modificar esta configuración.
INDICE